LLAMA YA...

LLAMA YA...

..

..

lunes, 23 de agosto de 2010

Un ex oficial de policía que mantuvo hoy secuestradas a 25 personas en un autobús turístico en Manila durante más de doce horas ha muerto tras un tiroteo con las fuerzas de seguridad filipinas





El ex oficial de policía que mantuvo hoy secuestradas a 25 personas en un autobús turístico en Manila durante más de doce horas ha muerto tras un tiroteo con las fuerzas de seguridad filipinas, informaron fuentes policiales. También se conoció que seis rehenes murieron tras recibir disparos.

Otros tres rehenes de los 15 que continuaban en el interior del vehículo cuando las fuerzas de seguridad consiguieron penetrar en el vehículo, salieron ilesos y se desconoce, hasta el momento, el estado del resto.

Siete de los 15 rehenes que continuaban en el interior del vehículo han sido ayudados por los agentes a salir, mientras que se desconoce, por el momento, la gravedad de las heridas sufridas por el resto de los pasajeros, turistas llegados de Hong Kong.

El secuestrador, Rolando Mendoza, murió al ser alcanzado por un disparo en la cabeza, señaló la Policía.

El ex policía abrió fuego con su fusil ametrallador M-16 cuando los miembros de las fuerzas de seguridad llevaron a cabo el primer intento de penetrar en el vehículo, ubicado cerca de la plaza Rizal, uno de los lugares más visitados de la capital filipina.

Cerca de una veintena de agentes se situaron a ambos lados del vehículo y a mazazos rompieron la luneta delantera al mismo tiempo que trataban de forzar las puertas

Anteriormente, mediante una nota escrita a mano y pegada en la puerta del autobús, Mendoza dijo que “algo grande” ocurriría después de las 15.00 hora local (0700 GMT), pero el plazo pasó sin incidentes.

Durante gran parte del día, el secuestrador parecía estar negociando calmadamente con la policía y progresivamente liberó a nueve rehenes, seis turistas de Hong Kong y tres filipinos, en su mayoría mujeres y niños.

Mendoza pidió anteriormente alimentos para quienes permanecían en el autobús, los que le fueron entregados, y combustible para mantener el aire acondicionado funcionando en medio del calor.

El hermano de Mendoza, Gregorio, dijo a una estación local de televisión que Rolando estaba molesto por su despido de la policía. Medios locales dijeron que fue expulsado por motivos que incluyen la extorsión y que debido a su expulsión perdió los beneficios de su retiro.

“El problema es que fue injustamente retirado del servicio. No hubo un debido proceso, no hubo audiencias, no hubo quejas”, dijo Gregorio, quien posteriormente fue tomado en custodia por la policía.

En una nota pegada a la puerta del vehículo, Mendoza pidió la entrega de la decisión final sobre su caso.

El camino fue cerrado para aislar al autobús dentro del parque. Varias ambulancias y carro de bomberos permanecían a la espera del desarrollo de los acontecimientos.

El Secretario de Seguridad de Hong Kong, Ambrose Lee, dijo a periodistas que las autoridades estaban muy preocupadas por el incidente. Dos funcionarios fueron enviados a Manila y se estableció una línea telefónica en Hong Kong para los familiares de los rehenes.ESPECIAL NOTICIA ES NOTICIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario