LLAMA YA...

LLAMA YA...

..

..

jueves, 26 de noviembre de 2009

ESTILO DE VIDA...

La piel de la hallaca deja de ser amarilla

Foto:  La Verdad

Foto: La Verdad

Vestirla ya cuesta plata. Hacerla amarilla más. Los mercados no tienen la exhibición de la harina para esta Navidad. Las hallacas se verán pálidas este año. Sólo se consigue precocida de maíz blanco. En octubre la distribución comenzó a ser deficiente. Las cocineras tienen fórmula para suplantarla y darle el toque de color.

Deiva Morán, de 21 años, salió hacer la compra en Altos de Jalisco. No buscaba la harina amarilla. Dijo saber que no la hallaría en ese lugar. Desde hace “varias semanas mamá no hace empanadas porque no se consigue”. Iba de afán. Cargaba un litro de aceite y deseaba regresar a su hogar.

Insistente en adquirirla sí ha sido Yoannis Salcedo, de 35 años. Tener al menos un kilo es necesario para ella. Desde hace cuatro año hace hallacas para ganarse un dinero extra. “Tengo muchos gastos y así me entra algo”. De un paquete puede elaborar entre 20 ó 25, obteniendo por la venta más de 140 bolívares fuertes. Comentó que el ingrediente hecho de maíz amarillo está desaparecido. Pero, ella ha tenido suerte. “En el supermercado compré varios paquetes”, desde hacía varios días no “veía la amarilla”.

“Sería la último que llegó allí”, expresó Teresa Espina, vendedora en un mercado popular. Aseguró tener razones para afirmarlo. “El vendedor que trae los pedidos de la empresa (que tiene el mayor porcentaje de colocación del producto) dijo que no había”. Olvidarse del paquete fue la recomendación del distribuidor. “Este año no viene más”, recordó haber escuchado del abastecedor. A finales de octubre obtuvo dos bultos. Cada kilo estaba a más de dos bolívares fuertes. “Estaba dura para salir (rezadas en las ventas)”. En víspera de Navidad aumenta la demanda de harina “y ahora no se consigue”.

En el negocio de José Ortega, en La Limpia, hay la precocida de maíz blanca. Aseguró que igual sale porque hay quienes se la llevan y le “echan color” para hacer las hallacas. “Se busca un poquito por aquí (un comercio), otro por allá y se trae lo que hay”.

Salcedo sabe cómo salir del problema cuando hay escasez del ingrediente básico. “Con un poquito de aceite y color (onoto) mezclo y se la echo a la blanca”. Así deja pintada la harina para hacer su centenar de hallacas diarias. Tras lanzarle unos granitos de sal, el engaño visual queda por descubrirlo el consumidor.

Hacia La Curva de Molina las ventas también bajaron. “La harina duró hasta el domingo”, comentó una vendedora indígena. Cada paquete se comercializaba en cuatro bolívares fuertes, siendo la regulación oficial Bs.F. 2,72 desde junio de 2009.

La falta del producto también se evidenció en un conocido automercado mayorista de la ciudad. Una marca dominaba las exhibiciones de la precocida de maíz blanco. El bulto se expendía a 53,75 bolívares fuertes, con la sugerencia al detal de 2,69 para la reventa.

Precios
En abril de 2008 el paquete de la harina precocida de maíz pasó de 1,40 bolívares fuertes a 2,07. Más de 26 meses sin aumento tuvo el producto regulado por el Gobierno. Con la Gaceta Oficial 39.208 subió este año a Bs.F. 2,72.

No hay comentarios:

Publicar un comentario